¿Quién enseña el civismo?

lunes, 8 de diciembre de 2008

-

Os dejo una foto del estado de los macetones nuevos que han puesto en la plaza vieja y que en un principio estaban repletos de flores de pascua que hacían que al pasar por aquella calle pareciera que no estabas ni en el pueblo, ya que tener flores sembradas por medio de la calle es algo muy raro en este pueblo, pero al final, este es el resultado una semana después:

¿Quién enseña el civismo a la gente de nuestro pueblo? ¿A donde vamos a llegar? ¿Qué solución hay para reconducir nuestro civismo?

12 comentarios:

Germán García dijo...

Cuando las ví por la plaza, pensé lo mismo que tú...¿hasta cuándo durarían las flores de pascual en sus maceteros?
¡Qué vándalos! Este pueblo siempre será especial para todo.

Germán García dijo...

Por cierto, ¡Qué guapa y simpática está de pastora!
Muy original la felicitación

El aguador dijo...

El civismo es lo que permite que se pueda vivir en sociedad respetando al prójimo y al medio que nos rodea. Basándonos en esto y en que la prueba gráfica que muestras puede representar nuestro comportamiento, las preguntas que planteas tiene fácil respuesta:
1.- Si en Arahal se enseña y se aprende civismo, está claro que la teoría no se lleva a la práctica.
2.- No vamos a llegar a ningún sitio. Ya hemos tocado techo. Sí es penoso, pero es así.
3.- No se puede reconducir un civismo que no existe.

Nadie hace nada por evitar esto, ni los colegios, ni la policía, ni el político, ni el ciudadano de a pie... asi que "tenemos lo que nos merecemos" Triste pero cierto.

Carlos Lobato dijo...

Discrepo amigo Aguador, en los colegios e institutos no damos abasto entre educar y enseñar. Pienso que hay unas normas cívicas básicas que deberían venir aprendidas desde casa, y nuestros alumnos llegan sin tenerlas adquiridas, y lo peor de todo es que después los padres y madres vienen exigiéndonos a los profesores que eduquemos y enseñemos a comportarse a sus hijos, y encima con muy malos modales, llegando a insultar incluso a muchos compañeros...
En cuanto a lo que dices en el resto del comentario estoy de acuerdo contigo... aunque vándalos hay en todas partes y no solo en nuestro pueblo.
Un saludo a todos! ;)

Er pena de Arahal dijo...

Estimados compañeros, creo que en esta ocasión Carlitos va a llevar razón.

Si desde que han quitado los crucifijos de las clases esto va a peor. Je, je.

Carlos Lobato dijo...

Vengaaaaa ahora me vas a picar con otra cosa! jajajajaja. Como es mi Pena! jajajaja.
Los crucifijos hace mucho que los tenían que haber quitado de las clases, aunque por suerte en los institutos en los que yo he estado no había... no me miréis mal chicos... es que pueden ser un arma arrojadiza bastante peligrosa! jajajaja. ;)

Er pena de Arahal dijo...

Uuuyyy¡¡¡ Por poco.

El aguador dijo...

Amigo Carlos: los maestritos de ahora se quejan mucho... Bien es cierto que los alumnos de ahora no son los de antes, pero recuerdo que durante la EGB mi clase sobrepasaba los 30 alumnos. No quito responsabilidad a los padres, pero el profesorado no puede tirar tantos balones fuera. La educación no sólo es leer, escribir, sumar y restar. Eso para mí es enseñanza. La educación debe ser algo más y ese algo más se puede resumir en una palabra: respeto. Y puesto que antes -igual que ahora- teníamos un sistema educativo -mejor o peor- y no un sistema de enseñanza, en mi época de colegial, a parte de la educación que recibí en mi casa, aprendí muchas cosas sobre civismo que se ponían en práctica en el mismo cole y se hacía extensivo a la calle y a la casa: el saludo, las formas en la mesa, el presentarse, el llamar a una puerta, el respeto del medio que nos rodea (y como muestra un botón):

Si ves a algún niño,
tirar un papel,
decírle tu debes,
que lo ha de recoger.
Si él no lo hace,
hazlo tú por él,
mantén limpio el colegio,
¡cuí-da-lo!

Canción que aprendí en mi cole y que hoy no olvido (por supuesto no voy tirando papelitos ni similares por el suelo...)

Saludos!

Hermano Juan dijo...

Era de esperar. El otro día me comentó mi mujer que habían dejado muy bonita la plaza de Cristo de Esperanza con flores de pascua, y al final me dijo: Haber cuanto dura??.

Puff, dicho y hecho. Después de ver estas fotos no me estraño de nada. Golfos hay en todos lados pero que en este pueblo....parece quen más que en cualquier lado.
Los padres tenemos que poner más de nuestra parte en la educancia de los hijos como diría aquel.
No podemos dejar todo en mano de los maestros/as. Y tampoco los maestros/as deben echar tantos balones fuera. Antes los maestros eran más concientes de esto de la educación y la enseñanza.
Ahora, muchos...a echar el rato. Lo siento Carlitos por la parte que te toca, tal vez tu no seas así, porque te conozco, pero haberlos hailos.
Un saludo.

Carlos Lobato dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Lobato dijo...

Aguador: Perdón por no haber comentado antes, no lo había visto.
Me parece fatal lo que estás diciendo, no creo que me hayas escuchado tu a mi quejarme mucho... otros no te digo yo que no...
En cuanto a lo que comentas, ahora mismo hay muchos grupos que superan también los 30 alumnos, y si no lo hacen estan rondando los 28 o 29... así que por ahí no vamos bien.
Con respecto a la enseñanza colegial, no te digo nada puesto que ahora mismo la desconozco en parte, y si te puedo hablar de la enseñanza en los institutos y como tu comprenderas el respeto y el civismo debe venir aprendido ya de casa, aunque eso no quita, que no dejemos de pelear continuamente para que lo adquieran en nuestras clases. Hay gente que piensa que porque el profesor sea más cercano al alumno, ello conlleva que te pierdan el respeto, cosa que no es así (al menos en mi caso). Al contrario, muchos alumnos suelen respetar menos a otro tipo de profesores... A mi mis alumnos me llaman a la puerta antes de entrar, levantan la mano para hablar, piden permiso para levantarse, y muchos están bastante concienciados en cuestiones medioambientales,... y si no recuerdo mal nosotros eramos buenos en el instituto no porque desde allí nos inculcaran muchos valores, sino porque ya los traíamos adquiridos... el colegio es otro cantar, pero ahí no entro...

Hermano Juan: Es la segunda vez que decís aquí lo de echar balones fuera y no creo que eso sea lo que estamos haciendo, en todo caso son los padres los que los han echado todos fuera hace tiempo ya, y ahora no saben como recogerlo y vuelcan esa responsabilidad sobre los docentes...
Y por mi experiencia propia y la de la mayoría de mis compañeros te puedo decir hablando con propiedad que aquí no venimos a echar el rato y te invito a que pases una mañana en el instituto viendo como funciona y todas las tareas (y la enorme cantidad de burocracia que tiene nuestro trabajo...). Aquí estamos gente con vocación y algunos sin ella, lo cual no quiere decir que no hagan bien su trabajo... y no me tachéis de corporativista que no lo soy, de hecho soy en reconocer que hay algunos elementos discordantes, la mayoría profesorado ya bastante mayor, y que está muy quemado... (junto con los médicos somos la profesión con un mayor incide de "quemados"...).
Los maestros y profesores hoy en día somos igual o incluso más conscientes de la educación y la enseñanza que antaño, aunque las formas, la legislación y la sociedad ha cambiado muchísimo por lo que no cabe lugar esa comparación que haces (sin fundamento).
Lo siento chicos, pero no voy a transigir con vuestros comentarios, puesto que ya estamos bastante hartos de que se eché la culpa al profesorado del fracaso del sistema educativo (tendremos algo de culpa, pero hacemos todo lo que está en nuestras manos para que esto no sea así) Así que estaría bien que el alumnado, los padres, la administración, y la sociedad en general vaya asumiendo su parte de culpa.

Un saludo. ;)

En desacuerdo dijo...

Como diría un compañero mío,los padres no quieren responsabilidades ninguna, consideran a los hijos como una patata caliente.
Si no están bien educados: falla el sistema educativo (la culpa al maestro o profesor)
Si se ponen malitos: falla el sistema sanitario (la culpa al médico)
YO como MADRE o PADRE no tengo nunca la responsabilidad de nada, no soy responsable de educarlos,enseñarle los valores primordiales de respeto, educación, civismo...
YO como MADRE o PADRE no tengo la responsabilidad de someterlos a cualquier temperatura, sitios cerrados, humo...
No los niños son patatas calientes que los padres no quieren tener en sus manos ni un solo segundo por si algo no va bien y explota, que sea otro quien la tenga en sus manos.
En fin entonces para que te llamas PADRE o MADRE, tu eres el responsable de lo que tu hijo sea en un futuro o al menos debes sentirte responsable para hacer todo lo posible por ellos.